Hace más de 15 años que nos dedicamos a la restauración con el objetivo de ofrecer ocupación a la persona con discapacidad intelectual.
Comenzamos con el cafè botiga Es Pes de sa Palla (1996) que fue, en su momento, una iniciativa pionera europea.

En 2004 ampliamos nuestros servicios ofreciendo catering.

Dimos un paso más en 2009, cuando abrimos el cafè botiga Palmanova. Un centro que une formación, empleo y ocupación en un mismo espacio.

En el año 2011 recibimos el Premio Nacional de Restauración FEHR.

Desde 2012, llevamos la cocina del Edificio Mirall, sede de la empresa turística TUI.

Hacemos cocina porque es una actividad que ofrece oportunidades sociolaborales para la persona con discapacidad intelectual.

Porque es visible y porque la aportación de la persona en todo el proceso ofrece un resultado con un alto valor añadido.

Nuestra idea de restauración:

  • Sencillez: en la comida y el servicio. Sabores y texturas reconocibles. Un servicio que esté a disposición del cliente, sin agobios.
  • Tradicional: una comida que recuerde a la comida de siempre. Tratamos, en la medida de lo posible, de recuperar la gastronomía mallorquina.
  • Saludable: con materias primas de calidad y verduras de nuestro huerto de cultivo ecológico. Trabajamos más de 200.000 m2 de tierra destinada al cultivo ecológico, al producto local y a la recuperación de las variedades autóctonas. Nuestra carta se diseña en función de la temporada y, siempre que la producción lo permite, las verduras y hortalizas provienen de la finca weyler
  • Artesano: productos alejados de largos procesos de elaboración. Elaboramos productos propios: Gallinas & Focas (un vino elaborado en colaboración con 4 Kilos Vinícola), aceite de variedad arbequina y koroneiki, olives trencades, helados, turrones…
  • Locales: pensados para el bienestar del cliente y del trabajador. Espacios amables, para disfrutar.